martes, 5 de septiembre de 2017

COCA COLA, EL ÁCIDO FOSFÓRICO Y EL MILLÓN DE DÓLARES

Gracias a su densidad y por no poseer olor o color el ácido fosfórico se agrega  habitualmente como acidulante  en bebidas refrescantes, especialmente en las colas. Sin embargo provoca  un sabor más fuerte  y ácido por lo que hay que aumentar la cantidad de azúcar agregada. El ácido fosfórico u ortofosfórico es un ácido fuerte y en consecuencia corrosivo, que lleva el pH de la bebida a un valor menor a 3 (muy ácido) y puede utilizarse para limpiar metales. Actualmente una lata de coca contiene 35 gramos de azúcar, siendo 25 gramos la cantidad máxima diaria aconsejada por la Organización Mundial de la Salud. Debido a ello en un comunicado en el sitio web oficial de Coca Cola, la empresa ofrece un millón de dólares a los investigadores  o científicos que encuentren un compuesto de origen natural, seguro y con baja o ninguna caloría, que dé la sensación de gusto de azúcar cuando se utiliza en bebidas.
En las bases del reto llamado The Coca-Cola Company Dulcificante Challenge, se observa que el compuesto a crear no puede ser a base de stevia, ni ser extraída de cualquier especie de planta protegida.

El envío de las propuestas está disponible hasta el día 18 de enero de 2018.

domingo, 3 de septiembre de 2017

ÁCIDO FOSFÓRICO, PROPIEDADES Y USOS

El ácido ortofosfórico, llamado simplemente fosfórico (H3PO4) tiene gran importancia industrial.

Propiedades
 A temperatura ambiente es una sustancia cristalina  que se comercializa habitualmente como disolución. Es muy resistente a la oxidación, reducción y evaporación.

Métodos de obtención
  • Se obtiene tratando el mineral  fosfato de calcio con ácido sulfúrico, con separación posterior del sulfato de calcio.
  • Quemando el fósforo, con posterior reacción del óxido formado con agua.


Usos

El ácido fosfórico tiene muchas aplicaciones entre las que pueden mencionarse  la fabricación de limpiadores y detergentes, la obtención de fertilizantes, como regulador de pH en industrias como aceites, cervezas y bebidas refrescantes. También se utiliza para fabricar fosfatos, en la industria automovilística para fosfatar metales, para abrillantar aluminio, para blanquear caolín, como pegamento de prótesis dentales y  como catalizador